Yvonne Catterfeld - Credit: Christoph Köstlin

Bio

Ni él es el hijo de padres que tienen una gran afinidad por la música, ni ha recibido la colección de discos de su hermano. Su influjos no provienen de “Kraftwerk” (un proyecto musical alemán que se puede describir como unos de los precursores en el campo de la música electrónica), y tampoco de la primera “Loveparade”- y seguramente sus influjos no provienen de los programas musicales de los años 90. La educación musical de Frank Kvitta se ha realizado solamente en un lugar- en el dancefloor. Ha empezado muy temprano a grabar sus propios tapes para sus amigos, y así Kvitta ha llegado a su propia producción. La historia de su éxito comenzó y actualmente Kvitta es indudablemente uno de los protagonistas más importantes para aquellos que escuchan música fuerte.

Sus fan le adoran para sus canciones variadas – desde techno duro y intransigente hasta el “techno-bassline” rítmico, Kvitta muestra que domina su oficio. No es una maravilla, porque Kvitta pone música en todos los club en este mundo y lo combina con los festivales más grandes e importantes de hoy. En su proprio label que se llama “Frank Kvitta Records” él ha mostrado con los años de estar siempre a la altura del tiempo, teniendo allí el puesto de número uno. Inolvidable son canciones como “superhéroes”, que es una colaboración con Electronmike o “Electronic Pleasure” con The Horrorist. Hace poco que él y Thommy Fusion han fundado la nueva compañía discográfica “Imprint Prism Records”, en la cual el dúo ha publicado la primera pieza musical que se llama “Prismatic EP”.

El estilo de Frank Kvitta es característico. Es único, energético, patético y toca también el alma al mismo tiempo. Cada pieza musical es como un viaje, en el que lleva a su gentío. Este viaje que simboliza sobre todo un viaje a sí mismo será el tema del nuevo álbum que será publicado al principio de 2014. Ya es seguro que Frank Kvitta nunca ha publicado una pieza musical más personal como ahora. Kvitta no se ocupa solamente en el ámbito musical de su conciencia y de su autoconocimiento. Su tour de cumpleaño que viene celebrada tradicionalmente, sus piezas musicales y sus otras actividades son el climax de un género completo. Todo esto aun este año asumirá dimensiones sin precedentes. El año 2013 y Frank Kvitta ya son grandes amigos y el mundo exterior disfrutará seguramente tambien de este éxito.